Comunidad Musulmana Ahmadía Espiritualidad Islam

Reportaje especial: una mezquita vacía, una audiencia mundial

Silencio.
Las calles están sumidas en silencio.
Tiendas cerradas.
Restaurantes y bares cerrados.
Los templos, las iglesias y las mezquitas cerradas.
Nadie visita a nadie.
Ni madres visitan a hijos. Ni hijos visitan a madres.
El mundo ha cesado su actividad por la acción de una mano invisible, que aunque no la vemos, existe; y a su vez ha sembrado el miedo esparciendo una capa de silencio que alcanza cada día a más ciudades y a más pueblos.
Es viernes.
3 de abril de 2020.
Nos encontramos al sur de Londres, en una de las mezquitas de mayor importancia en el mundo islámico.
Ese silencio que envuelve la tierra es interrumpido con un único fin.
La alabanza a Dios.
A las 2 de la tarde, una voz se abre paso, rompiendo el mutismo absoluto. Es la voz del muecín, que canta la llamada a la oración, el azán.
Con la mezquita vacía, debido a las nuevas reglamentaciones que prohíben el acceso a fieles, solo a él se le permite entrar; para realizar la simbólica llamada a los fieles antes del sermón del viernes. Conocido como Yuma, es el momento de mayor peso e importancia para los musulmanes.
Pero la mezquita en que nos encontramos es diferente a las demás. Pues se trata de la mezquita desde donde la persona más importante en el mundo musulmán, líder supremo y espiritual, el Jalifa de la Comunidad Musulmana Ahmadía, pronuncia su discurso de Yuma; el cual será televisado y visto por millones de personas en todo el mundo.
El muecín con su llamada, conectará así a los televidentes de forma virtual; y pese a que la realidad los divide, la alabanza los une.
El muecín es así la única persona que por ley puede permanecer en la mezquita, y disfrutar del momento especial de ser el único sentado frente al Jalifa; para escuchar el sermón de casi una hora de duración.
A continuación presentamos las palabras del muecín, quien nos explica cómo en un tiempo difícil como este , donde casi toda actividad ha sido interrumpida, la alabanza a Dios nunca podrá verse afectada.

© RoR Español
Mezquita Mubarak en Reino Unido

Como imám, que ha estudiado la filosofía del islam, ¿puedes explicarnos por qué  la llamada a la oración, el azán,  tiene tanta importancia dentro del islam?

Cuando el salat (oración) fue pescrita dentro del islam, a su vez se hizo común el azán, o llamada a la oración, para  así reunir a los fieles en los momentos de oración y ofrecer las plegarias en congregación. Este es un mandamiento de Dios y Su Mensajero (sa). Según un Hadiz (narración del profeta) de Bujari, el Jalifa Umar (ra) y  Abdullah bin Zaid (ra) vieron en sueños esta forma de Azán. Cuando se lo relataron al  Santo Profeta (sa), él dijo:

‘Cuando llegue el momento de la oración, uno de entre vosotros debe llamar a la oración hacer el azán.’

El Profeta Muhammad (sa) les prescribió las mismas palabras que habían visto en sueños.

Todas las religiones han adoptado algún modo de llamar a los fieles, sin embargo, en el azán, además de glorificar a Dios, llamar a la oración a su vez equivale a llamar a la prosperidad y al éxito. De esta manera, las palabras ‘ven a la oración’‘ven a la prosperidad’ se proclaman repetidamente, durante el azán.

El Mesías Prometido (as) fundador de la Comunidad Musulmana Ahmadía declara:

“¡Qué gran testimonio es! Cuando resuena en el viento y llega a los corazones dejando en ellos un efecto extraño. Todos los demás métodos de llamar a la oración en las demás religiones no pueden competir con éste . ¿Cómo pueden los sonidos artificiales competir con la voz humana?”(1)

El Mesías Prometido (as) dijo en otra ocasión:

“La llamada a la oración (el azán) es una forma de invitar al islam expresada en pocas palabras.”(2)

 El azán para la oración del viernes y demás oraciones se mencionan en Sura al Yumuah:

“¡Oh vosotros los creyentes! Cuando se haga la llamado a la oración del viernes, apresuraos al recuerdo de Al’lah “ (3)

Con la crisis del coronavirus muchos países en todo el mundo se han visto obligados a cancelar eventos importantes; grandes reuniones, incluso importantes convenciones políticas, e incluso los Juegos Olímpicos han sido cancelados.
¿Por qué es tan importante continuar con la adoración a Dios? ¿Por qué es tan apremiante para el Jalifa de la Comunidad Musulmana Ahmadía pronunciar el sermón del viernes todas las semanas?

© Pexels

El Mesías Prometido (as) declaró:

“El propósito fundamental para el cual Dios Todopoderoso os ha creado es  adorarLe. Sin embargo los que se separan de este propósito fundamental y natural en ellos, y viven como animales, con el único propósito de comer, beber y dormir, se alejan de la gracia de Dios Todopoderoso y Él deja de preocuparse por ellos.”(4)

Su Santidad, Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía (aba) declara:

“El Sagrado Corán llama la atención hacia la oración en muchas instancias. En algunas hallamos la prescripción de guardar y observar nuestras oraciones, en otras nos manda centrarnos en el acto de rezar y ser constantes. En otras instancias nos ordena ofrecer la oración diariamente según el horario establecido diciendo: éstos son los tiempos de oración que un creyente debe seguir y debe respetar. De esta manera, Dios Todopoderoso repetidamente exhorta a los creyentes a la observación de la oración y hace hincapié sobre su excelencia. Pero sobre todo dice que el propósito de la creación humana es la adoración , como Dios Todopoderoso dice:

‘Pues sólo he creado a los yinn y a los hombres para que Me adoren. ‘(5)

Éste es el verdadero propósito de la creación de los yinn y los hombres, la adoración de Dios . Sin embargo, el hombre no reconoce este propósito y se aleja de Él. Este es el propósito por el cual cada persona que dice tener fe debe tratar de cumplir con toda su atención para que pueda convertirse en receptor de las recompensas De Dios  y pueda continuar recibiéndolas. ¿Cómo se puede cumplir con el propósito de la adoración? Para esto, el Islam nos ha mandado las cinco oraciones diarias. Se narra en un Hadiz que Salat  (la oración) es la esencia de la adoración. Por lo tanto, solo logrando esta esencia podemos cumplir con el propósito de la adoración. “  [Sermón del viernes pronunciado por Hazrat Jalifatul Masih V (aba)]

© Pexels

La pandemia actual es una especie de prueba y es a su vez una fuente de dificultades. Miles han muerto y millones están enfermos. Todas las naciones y todas las personas de todos los colores y credos han sido víctimas. Ante las pruebas y tribulaciones, el Sagrado Corán nos ordena postrarnos ante Él y pedirle ayuda a Él solo. El islam ha prescrito un medio para eliminar estas dificultades, como se afirma:

“¡Oh vosotros los que creéis! Buscad ayuda con la paciencia y la oración; ciertamente, Al’lah está con todos los constantes. “(6)

Nadie puede superar las contrariedades sin la ayuda de Al’lah, pues solo es posible a través de la paciencia, la oración y la adoración. La oración del viernes es obligatoria. Actualmente, el Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía es el representante de Al’lah y como tal  puede guiar a toda la creación de Dios sobre la faz de la tierra afectados por los problemas causados por el Covid 19. (7)

El Jalifa es como nuestro padre espiritual y no abandona a los miembros de su comunidad durante estos tiempos difíciles y anima a los miembros de nuestra comunidad a acatar todas las reglas establecidas por el gobierno, se dirige a los miembros de su comunidad para ofrecerles consejos sabios.

‘y que ciertamente les dará a cambio seguridad y paz después de su temor’ (8)

Por lo tanto, debemos escuchar estos sermones e intentar asimilar la sabiduría que hay en ellos. Debemos guiarnos por estos valiosos consejos y actuar en consecuencia.

Para los cristianos, el domingo es su día principal para adorar a Dios,  día en el cual celebran su misa. El sábado es el día de los judíos. ¿Por qué los viernes es el día de oración especial para los musulmanes? ¿Puede contarnos más sobre el Yuma y lo que representa  para los musulmanes?


Los sábados y domingos y otros días han sido asignados para la adoración en otras religiones. Es muy lógico que haya un día a la semana para centrarse en la vida espiritual.  Pero el islam tiene una forma particular de abordar en este día especial.

El islam no solo hace obligatoria la asistencia a la mezquita para la oración y el sermón del viernes, sino que también manda a los fieles practicar el ‘skir’, el recuerdo constante de Dios. Contemplar las bendiciones de Dios, la belleza de la naturaleza y las maravillas de Su creación.  Estas obligaciones tienen la misma importancia que las cinco oraciones diarias.

El Sagrado Corán afirma:

¡Oh vosotros los creyentes! Cuando se haga la llamada a la Oración del viernes, apresuraos al recuerdo de Al-lah y dejad todos los negocios. Esto es lo mejor para vosotros, si lo supieras. Y cuando haya terminado la oración dispersaos por la tierra y buscad la Gracia de Al-lah, recordando mucho a Al-lah, para que prosperéis. (9)

Su Santidad, Líder Supremo de la Comunifad Musulmana Ahmadía (aba) afirma con respecto a estos versículos de Surat al Yumuah :

‘…en ellos Dios Todopoderoso menciona la importancia del Yuma (oración del viernes). No especificó que dicho viernes es el último viernes del mes de Ramadán, sino que lo dejó abierto, sin especificar, en concreto, dice con respecto a cada viernes que todos los viernes son iguales, y a la luz de la importancia del Yuma , los creyentes deben procurar  estar siempre presentes y no dejar pasar ningún viernes. Al mismo tiempo el islam proporciona más consejos imprescindibles al respecto. ¿Cuál es esa guía a lo cual todo creyente debe aferrarse? Primero. durante el viernes, cuando se hace la llamada a la oración, sin ninguna excusa, en lugar de pensar en la importancia de cualquier preocupación relacionada con el trabajo; el creyente debe dejar toda actividad mundana y dirigirse hacia la mezquita. Sin que haya ninguna demora en ello.  porque hay una importancia especial asociada a la oración del viernes, y esa importancia debe tener siempre prioridad. Cualquier musulmán o musulmana que realmente se da cuenta de la importancia de estas obligaciones y llega a entender en qué manera la adoración del viernes trae bendiciones, sabe el alto valor de las oraciones ofrecidas el viernes, entiende cómo uno puede escapar de las garras de Satanás a través de estas oraciones y por consecuente hacer cada vez más buenas obras y adquirir la capacidad de mantenerse en ello, tal persona nunca abandona la oración del viernes. Ningún verdadero musulmán puede pensar que su asistencia a la oración del viernes es poco importante dado que con o sin él se celebrará igual, y con esta excusa continuar haciendo negocios o ir de excursión con sus amigos o entretenerse  en otras distracciones; más bien, un buen musulmán se apresura a desplazarse a la mezquita y llega puntualmente, ansioso de no perder las bendiciones de este día.(10)

La congregación de fieles permite fomentar un espíritu comunitario y fortalece las relaciones entre ellos, y además provee una oportunidad para reflexionar sobre los asuntos comunitarios y sociales.

¿Cuál es la importancia de la mezquita Mubarak en Islamabad, (Reino Unido)? Muchos de nuestros lectores en el mundo de habla hispana tienen muy poco conocimiento sobre Su Santidad.

¿Cómo lo describirías a aquellos que no lo conocen? ¿Por qué es tan importante para los áhmadis?


La mezquita Mubarak en Islamabad es muy importante porque está en la nueva sede de la Comunidad Musulmana Ahmadía,  donde reside Su Santidad, el actual Jalifa (aba) y sucesor del Mesías Prometido (as). Y dado que Su Santidad (aba) ofrece todas sus oraciones en esta mezquita -además de que la oración del viernes a menudo también se ofrece aquí- ésta adquiere  una importancia especial.

Todas las religiones, incluido el islam, dicen que cuando el elegido de Dios Todopoderoso está presente en el mundo, Dios crea los medios para que pueda hacer llegar su mensaje y su guía a la humanidad; y a través de él ilumina la oscuridad del mundo. Así, Dios otorga innumerables bendiciones a su representante. A través de sus palabras, su ejemplo, su presencia la gente consigue bendiciones. Es por eso que la mezquita Mubarak en Islamabad es tan importante para los áhmadis. Las bendiciones asociadas con este lugar se manifiestan a través de la gracia especial de Dios, y es nuestra fe y convicción que continuarán manifestándose. Insha’Allah! (Dispuestos por Dios)

Los profetas aparecen cuando la oscuridad se extiende por el mundo, como dice el Sagrado Corán:

 [‘La corrupción ha aparecido en la tierra y en el mar’ (30:42)].

A través de los profetas, Dios Todopoderoso despeja esta oscuridad por medio de Su luz y establece comunidades de creyentes que hacen buenas obras.También en nuestro tiempo, Dios  Todopoderoso mandó al Mesías Prometido (as) para reformar la religión del islam y establecer la  Ley islámica y, después de su fallecimiento estableció el sistema de Jalifato . Desde 1908 cuando falleció el Mesías Prometido (as) ha habido cinco Jalífas que han dirigido la expansión y consolidación de la Comunidad Musulmana Ahmadía.

El sistema de Jilafat es un regalo de Dios Todopoderoso, porque la actitud de respeto, de reverencia y de amor que tienen todos los áhmadis hacia esta persona santa crea una unidad inquebrantable. Creemos que Su Santidad, el Jalifa (aba) es elegido por Dios.  El Jalifa (aba) dedica su cuerpo y alma al servicio de su fe y de su comunidad, y trabaja únicamente para Dios. Él es el verdadero ejemplo de

Diles: ‘Mi oración y mi sacrificio y mi vida y mi muerte son todos para Al-lah, el Señor de los mundos.”(11)

Su Santidad (aba) no se preocupa por su propia comodidad, sino que se queda despierto por la noche rezando a Dios Todopoderoso por los miembros de su comunidad. Los áhmadis pueden estar pasando por dificultades en el otro lado del mundo a miles de kilómetros de distancia, mientras nuestro amado Imám hace de su dolor el suyo  propio  y reza a Dios Todopoderoso por ellos. Estos asuntos no se limitan a meras palabras. Puedes preguntarle a cualquier áhmadi, todos dirán al unísono que sobre la faz de esta tierra únicamente es gracia a nuestro amado Imam que Dios Todopoderoso con su Gracia cambia el miedo de nuestros corazones a paz y sosiego. Es por eso que él es tan importante para nosotros, y ningún áhmadí quiere vivir desprovisto de las bendiciones asociadas a este personaje bendito.

El 3 de abril, fuiste elegido entre muchos otros imams, para ser el único permitido en la mezquita y el único que llamó el Azán  justo antes de que el Jalifa (aba) pronuncie  su sermón del viernes, en la mezquita principal,  y fue seguido por millones de musulmanes de todo el mundo desde sus hogares.
¿Qué sentiste cuando hiciste esa llamada a las oraciones de manera virtual e internacional? No era tan solo el azán normal para los musulmanes locales o aquellos que están en la mezquita, esta vez fueron millones los que lo escucharon desde sus hogares. ¿Cómo te sentiste?

Mis sentimientos son exactamente los descritos por el respetado Muhammad Ahmad Nasir Sahib,  el cual los describió en su artículo para la The Review of Religions, en inglés:

“Alrededor de las 12:35, un misionero, Safir Ahmad, que se graduó en la Yamia Ahmadía UK en 2019, vino para hacer el azán.

Cuando entró en la mezquita, desde la entrada de los hombres, me vio al otro lado de la mezquita y levantó las dos manos poniéndolas frente a su cara indicando así que me pedía oraciones. Estaba un poco ansioso. Mientras se decía el azán, presencié una escena extraordinaria. Durante los días normales de Yuma, la mezquita se llena de gente al máximo de su capacidad. Pero aquel día no había  nadie. El tiempo para el rezo de Yuma se acercaba rápidamente, pero dentro de la mezquita solamente había un persona solitaria, el muecín.

De hecho, fue un símbolo de estos tiempos difíciles. Él entró en la mezquita. Le seguí, pero solo hasta la zona donde se dejan los zapatos. Su Santidad (aba) caminó solo hacia el mehrab … dijo ‘salam’ (la paz sea contigo) y le pidió que haga el azán. Se sentó y luego comenzó el sermón …  un sermón a que se emitía a todo el mundo. Me senté en el área de los zapatos, la puerta de la mezquita estaba abierta … para poder ver todo. Su Santidad (aba) estaba ofreciendo su discurso y solo había una persona como audiencia dentro de la mezquita.  Estaba sentado a la derecha del mehrab. Una persona podría ser perdonada por sentirse un poco triste si ve la escena que vi, Su Santidad (aba) diciendo  el Sermó del viernes con una sola  persona como audiente. Esa persona (el muecín ) estaba sentado con la cabeza hacia abajo, tenso e impresionado, sabiendo que su nombre se escribiría en la historia como probablemente una persona especialmente bendecida, debido a estos eventos que sacuden al mundo. No creo que movió su cuerpo en absoluto. Él simplemente se quedó quieto.

Todas las alabanzas son para Dios, todo estuvo bien. Por lo que vi, nadie podía ver por las expresiones de Su Santidad (aba) que no había nadie frente a él, excepto el muecín. Su Santidad  (aba) habló con su Comunidad, una Comunidad, que con las bendiciones del Creador se extiende por todo el mundo. Su audiencia no eran solo las pocas cientos de personas que posiblemente podrían haber estado dentro de mezquita Mubarak. Su audiencia eran todos y cada uno de los áhmadis que vivían en todos los rincones del mundo. (12)

La verdad es que todos vimos las magníficas cualidades morales de  Su Santidad   (aba) y la fuerza que tiene por la Gracia de Dios. Exhibió cualidades morales tan excelentes incluso en estos tiempos difíciles, dirigiéndose a su Comunidad mientras seguía al pie de la letra las instrucciones del gobierno.  Todos deberíamos estar agradecidos por haber recibido una bendición tan fuerte como lo es el Jilafat. ¡Toda alabanza le pertenece a Dios! Es nuestro deber convertirnos en los verdaderos ayudantes del Jilafat y establecer el más alto nivel de obediencia. ¡Que Dios Todopoderoso nos permita a nosotros y a nuestras progenies permanecer unidos al Jilafat y nos permita beneficiarnos de sus bendiciones. Amén!

Actualmente, debido a los ataques perpetrados por los llamados musulmanes, muchas personas en todo el mundo han desarrollado muchos prejuicios e ideas erróneas sobre el islam y algunas personas ven esta religión como sinónimo de sangre, odio y opresión.¿Qué les dirías como Imám y experto en Islam, es esto cierto?¿Cómo describirías el islam para aquellos que tienen esos puntos de vista?

Me gustaría mencionar las palabras pronunciadas por nuestro Jalifa  Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo en su discurso pronunciado en Montage Beverly Hills, CA, Estados Unidos:

“…Me gustaría volver hacia un tema de gran importancia y del cual hay una necesidad urgente de hablar en el mundo de hoy. Lo que deseo discutir es algo que ha causado islamofobia en occidente y en el mundo no musulmán. No puede haber ninguna duda de que este estado de miedo y ansiedad ha sido alimentado por los actos de algunos que se autodenominan musulmanes o grupos musulmanes “

 “Sin embargo, no hay duda de que los actos de terrorismo o extremismo que ellos perpetran no tienen nada que ver con las verdaderas enseñanzas del islam. El significado mismo de la palabra ‘Islam’ es paz, seguridad y garantía de protección contra cualquier acto delictivo o maldad. De hecho, el Sagrado Corán declara que esta es la enseñanza fundamental de todos los Profetas de Dios “.

“El islam requiere que los musulmanes cumplan con sus enseñanzas y lo fundamental entre ellos es que no solo deben cumplir con las responsabilidades que tienen hacia Dios Todopoderoso, sino que también deben cumplir con las responsabilidades que tienen hacia Su Creación. El Corán ha arrojado una luz brillante sobre la belleza de las enseñanzas de todos los Profetas al dejar claro que todos llamaron la atención de la humanidad hacia el deber de cumplir con los derechos debidos tanto a Dios como a Su Creación “.

“La verdadera justicia requiere que, en lugar de juzgar al islam de manera prejuiciosa o hacer suposiciones falsas basadas en rumores, una persona debe estudiar la religión y tratar de desarrollar una comprensión de sus enseñanzas antes de criticarla y a su Fundador (sa).”

“La correcta y lúcida decisión sobre cualquier tema tan solo se puede tomar una vez que la persona haya estudiado sus enseñanzas en profundidad y se haya esforzado en comprender la verdad “.

“La verdad o realidad de cualquier fe solo se puede aprender de aquellos que practican o se esfuerzan por seguir sus enseñanzas verdaderas y auténticas. Hoy, la Comunidad Musulmana Ahmadía, es quien afirma seguir las enseñanzas originales y verdaderas del islam y las está difundiendo”.

“De acuerdo con la profecía, cuando el estado de los asuntos del mundo llegue a estar tan desesperante, Dios Todopoderoso enviaría a una persona como Mesías Prometido e Imám Mahdi(as)  para renovar  el islam. Aclararía los significados correctos del Corán e informaría al mundo sobre el verdadero Islam practicado por el Santo Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) y sus justos Jalifas  1400 años antes “.

“El Mesías Prometido (as) guiaría al mundo hacia una convivencia con amor paz y armonía, y fomentaría un espíritu de entendimiento y reconciliación. El Mesías Prometido (as) haría todo esto a la luz del brillante ejemplo del Santo Profeta Muhammad (sa) y las verdaderas enseñanzas del Corán. Además, el Mesías Prometido (as) pondría fin a todas las formas de guerra en nombre de la religión “.

“Dios le reveló el Corán al Santo Profeta (sa) y desde el primer versículo de su primer capítulo, el Corán ha dado un mensaje de paz. El primer versículo dice:

Toda alabanza pertenece a Dios sólo, Señor de todos los mundos.

Este versículo significa que el Dios que adoran los musulmanes, es el Dios único, que sostiene y provee todo y a todos sin distinción alguna. Él satisface todas las necesidades de su creación. En otras palabras, Él es el Dios de los cristianos, el Dios de los judíos, el Dios de los hindúes, y de hecho, incluso da alimento y ayuda a quienes no creen en Su existencia “.(13)

Referencias:

1.Malfuzat Vol. 2 pp. 453-454)

2. Malfuzat Vol 5 pp. 112

3.Sagrado Corán 62:10

4.Malfuzat, Vol. 1, pág. 182, edición de 1985, Reino Unido

5.Sagrado Corán 51:57

6. Sagrado Corán 2:154

7. La Comunidad Ahmadía se fundó en 1884. El fundador es Su Santidad Mirza Ghulam Ahmad  (aba) que declaró ser el Mesías y Mahdi de esta época. Cuando falleció se estableció un sistema de jalifato o sucesores para mantener vivo el vínculo con la misión profética del Mesías Prometido. Su Santidad Mirza Masrur Ahmad (aba) es el quinto jefe espiritual en esta línea.

8. Sagrado Corán 24:56

9.Sagrado Corán 62: 10-11.

10.Viernes Sermón pronunciado  por Hazrat Jalifatul Masih V (aba) el 12 de noviembre de 2004.

11. Sagrado Corán 6: 163.

12.” Especial historia: Jalifatul Masih, El muecín, una mezquita vacía y una audiencia mundial, 6 de abril de 2020.

13. Hazrat Mirza Masrur Ahmad, Jalifatul Masih V. 11 de mayo de 2013 en Montage Beverly Hills, CA, Estados Unidos.

Añadir comentario

haga clic aquí para publicar comentario