Historia de profetas Islam en América Latina Mesías Prometido Video Podcast

La Vida del Mesías Prometido (as)

La Comunidad Musulmana Ahmadía cree que Mirza Ghulam Ahmad (1835-1908) era el Mesías Prometido e Imam Mahdi.

Por Abdul Basil Khawaja y Azhar Goraya

Podcast #13 de “El Islam en América Latina”

Ver en Facebook: https://fb.watch/2nW-e5ZOzc/


Resumen:

Cada religión habla acerca del advenimiento de un reformador. Según el islam, el reformador vendría entre los hombres de Persia, cuando el islam estuviera en circunstancias difíciles; sería llamado el Mesías y Mahdi. La Comunidad Musulmana Ahmadía cree que ese Mesías Prometido fue Mirza Ghulam Ahmad (1835-1908).

Mirza Ghulam nació el 13 de febrero 1835 en la pequeña aldea de Qadian, India, después de su gemela hermana, que fue una de las señales del reformador. Pertenecía a una familia respetable Mogol y desde el principio, tuvo un gran interés en los asuntos religiosos. Pasaba la mayoría de su tiempo en la mezquita, en contemplación de Dios y la lectura del Sagrado Corán. Fue instruido en casa por algunos tutores, por lo que su educación formal era muy básica; sin embargo, Al’lah mismo le enseño mucho más que aún los expertos en religión.

Su padre quería que encontrara una ocupación, pero esto no era del gusto de él, sintió que su tiempo en un trabajo mundano era una “condena de prisión”, ya que estaba profundamente apegado a la espiritualidad y muy alejado de los asuntos terrenales. Desde una edad temprana, comenzó a recibir revelaciones de Dios, así como visiones y sueños verdaderos.

La Vida del Mesías Prometido (as) | El Islam en un Minuto #13

Ver en Facebook: https://fb.watch/2nX3SLymuF/


Su padre falleció en 1876, y aunque él ya había recibido indicaciones divinas acerca de su inminente muerte, su muerte le dolió. Cuando falleció, empezó a pensar que ya llegaban los tiempos difíciles porque sus recursos financieros fueron vinculados con la vida de su padre. Al’lah inmediatamente le envió la revelación: “¿Acaso Al’lah no es suficiente para su siervo?”. A partir de entonces, Dios siempre lo ayudó en todos los asuntos.

Empezó a escribir artículos y libros acerca de la veracidad del islam y en respuesta a los ataques de los hindúes y cristianos sobre la fe. Además, desafió a los seguidores de otras religiones a demostrar la superioridad de sus religiones y sus dones espirituales, ofreciendo su propio dinero y patrimonio como recompensa por aquellos que ganarán. Nadie se atrevió a aceptar, y fue celebrado como un gran hombre piadoso y campeón del islam.

En 1890 recibió la revelación divina de que Jesús había fallecido y que él había sido elegido como el Mesías Prometido y el Imam Mahdi. Esto provocó un gran rechazo por parte de los seguidores de todas las religiones y sus clérigos. Sin embargo, miles de personas empezaron a aceptarle al conocer su persona, escritos y milagros. Un eclipse solar y lunar, que era una señal para el reformador, ocurrió en el mes de ramadán en 1894 y 1895. Predijo una plaga y también la milagrosa protección que Dios concedería a sus seguidores. Curaba los enfermos también, como un joven Abdul Hakim, quien estaba sufriendo de la rabia y acerca de quien los doctores habían dicho que era imposible su recuperación.

A finales de 1905, recibió revelaciones acerca de su fallecimiento. Después de escribir más de 80 libros y decenas de miles de cartas, dar cientos de conferencias y participar en decenas de debates públicos, el Mesías Prometido falleció el 26 de mayo de 1908 después de cumplir con su misión.

Imágenes por Ansa Nargis

Añadir comentario

haga clic aquí para publicar comentario