Religiones del mundo Sociedad

El etnicismo/racismo no está en la religión- se encuentra en la educación cultural-

© Pixabay

Por Jesús A. Valero-Matas

Sin duda, se puede hablar de grupos étnicos diferentes, pero de raza, solo hay una, la raza humana independientemente de sus diferencias físicas.   

Lo primero que hay que entender en este asunto es que sólo hay una raza – la raza humana. Aunque el asunto de la raza humana viene tratándose desde tiempos pretéritos, los egipcios ya en sus jeroglíficos disponían de diferentes etnias, más que razas, los Nubios, Asirios, Líbicos (grupos étnicos del norte de África) y por supuesto los egipcios. Posteriormente, siguieron diferentes análisis y estudios, pero no con un contenido racista, como fueron las observaciones de Leibniz quien mantenía la idea que había diferencias físicas entre los individuos por cuestiones de adaptación, pero creía en la igualdad de las personas. Entre las diferentes clasificaciones realizadas en este extenso periodo, está la llevada a cabo por Linneo. Según el entorno y espacio geográfico, dividió el Homo sapiens en cuatro categorías raciales dentro de la misma especie (Americanus, Europeanus, Asiaticus Africanus). Esta clasificación más que a razas respondía a una clasificación étnica. Si bien la clasificación que atiende ya a criterios de raza, más que etnia, están en los escritos de Cuvier y Gobineau. El primero los diferencia entorno a la situación geográfica, caucásico, mongoloide y negroide. El segundo, considerado el padre del racismo por su obra, clasifica al ser humano en tres razas, blanca, amarilla y negra. 

Sin duda, se puede hablar de grupos étnicos diferentes, pero de raza, solo hay una, la raza humana independientemente de sus diferencias físicas.   

Las creencias religiosas por norma general predican la convivencia y tolerancia en todas sus dimensiones, incluso la étnica/racial. Por múltiples razones, que veremos más adelante, sobre todo, porque las creencias religiosas no son propiedad de una sola etnia, sino de todas aquellas que se quieran sumar a ellas. Léase el cristianismo extendido por todo el planeta, no hay una sola etnia/raza que sea su propietaria. En el islam, comenzó en la actual Arabia, pero no es de los árabes, la mayor concentración de creyentes musulmanes se encuentra en Indonesia. El budismo, surgió en la India hacia el siglo VI antes de Cristo. En la actualidad es Tailandia el país con mayor concentración de budistas. Esta creencia, es cierto, que está más extendida en Asia, pero se practica en todo el mundo. Los Bahai, una comunidad pequeña con respecto a las creencias antedichas, también está conformada por personas de múltiples países, aunque naciera en la actual Irán. Pero está representada en más de 200 países, a pesar de ser una comunidad pequeña. Así podríamos ir señalando todas las creencias.

Por ello, no son las creencias quienes desde la religión alimentan el racismo, el odio y la xenofobia, sino las personas.

Las religiones están compuestas por personas que interpretan, analizan u comentan los libros sagrados, de ahí que muchas veces, lo que dicen estos libros, no se correspondan con la realidad. Las interpretaciones se ajustan en ocasiones a los intereses, valoraciones o percepciones de los líderes.  Por ello, no son las creencias quienes desde la religión alimentan el racismo, el odio y la xenofobia, sino las personas. 

La religión acerca del ser humano en materia de raza.
Veamos, lo que dicen algunos textos sagrados sobre la etnicidad/racismo.

  • El cristianismo en el Génesis (1:26-27) dice que todos los seres humanos fueron creados a la imagen y semejanza de Dios.
  • En el apocalipsis 7:9; Después de estas cosas miré, y he aquí una gran compañía, la cual ninguno podía contar, de todas gentes y linajes y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y palmas en sus manos.
  • Cristo vino a derribar los muros entre los pueblos, no a edificarlos (Efesios, 2:14).
  • En el apocalipsis 5:9; Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: “Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque Tú fuiste inmolado, y con Tu sangre compraste (redimiste) para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación. Esto pone de relieve que en el cielo no hay lugar para el racismo. 
  • En Juan 13:33-35, la Santa Biblia pone de relieve que no hay cabida para discriminación y separación étnica, pues dice: 33″«Hijos míos, ya poco tiempo voy a estar con vosotros. Vosotros me buscaréis, y, lo mismo que les dije a los judíos, que adonde yo voy, vosotros no podéis venir, os digo también ahora a vosotros. 34.Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros. 35.En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor los unos a los otros.»” Está dando un mensaje de amor, igualdad y convivencia, amaros los unos a los otros, mensaje que será Junto a Amarás a Dios sobre todas las cosas, el segundo pilar del cristianismo. No hay lugar para la discriminación de etnias. 

El noble o Santo Corán, dice en la Sura Al Fatir, (35: 27-28):

  • (28) ‘¿No ves que Al’lah envía el agua desde el cielo, y que hacemos brotar con ella frutas de diferentes colores; y entre las montañas hay franjas blancas y rojas, de diversos matices y otras de color negro oscuro?’
  • (29) ‘¿Y que entre los hombres,animales y ganado, de la misma manera, hay diversos colores? Sólo aquellos de Sus siervos que poseen conocimiento temen a Al’lah. en verdad, Al’lah es Poderoso, Sumo Indulgente.’

En la sura Al Huyurat (49:14) 

‘¡Oh, humanos! Os hemos creado de varón y hembra; y os hemos constituido en clanes y tribus para que os reconozcáis mutuamente. en verdad, el más honorable de entre vosotros, a la vista de Al’lah, es el más justo de vosotros. ciertamente Al’lah es Omnisciente, Conocedor de todo.’

En la sura Al Ahzab (33:36) 

‘En verdad, los hombres que se someten a Dios y las mujeres que se someten a Él, los hombres y mujeres que creen, los hombres y mujeres obedientes, los hombres y mujeres veraces, los hombres y mu­jeres perseverantes en su fe, los hom­bres y mujeres humildes, los hombres y mujeres que dan limosnas, que ayunan, que guardan su castidad, los hombres que recuerdan mucho a Al´lah y las mujeres que Lo recuer­dan mucho: para todos ellos Al´lah ha preparado Su perdón y una mag­nífica recompensa.’

Las diferentes Suras ponen de relieve que tampoco hacen referencia a la diferenciación étnica como rasgo de inferioridad o separación. No se fomenta el “racismo” que para nosotros será el etnicismo (por lo antedicho que no existe nada más que una raza, la humana). 

En el judaísmo, como expone la Torá (el Pentateuco) el rechazo del racismo es claro. Por un lado, el Génesis narra cómo todas las criaturas fueron creadas en parejas, excepto el ser humano que inicialmente fue creado individualmente y posteriormente se generó la pareja. Esto enfatiza la idea de que el varón y la mujer se completan “y serán como una sola carne” (Génesis 2:24). 

En este orden, la Mishná en el Sanedrín (4:5) explica que las razones por las cuales el primer ser humano fue creado individualmente son para enseñar el valor infinito de cada persona; que cada persona es única; y que todos son iguales (con el objeto que nadie diga que mi padre era mayor que el tuyo). Estas ideas están arraigadas en el mensaje bíblico indicando que todo ser humano es creado a la imagen divina (Génesis 1:27). Esto pone de relieve que cualquier perjuicio o discriminación hacia otro ser humano atendiendo a cómo fue creado, implica un anatema para el judaísmo.

El Deuteronomio (7:7) declara que la elección divina no tiene nada que ver con ninguna ventaja inherente, al contrario; y Éxodo (19:7) deja en claro que el propósito de la elección divina de Israel es ser un reino de sacerdotes y una nación santa. El profeta Isaías 42:6) señala a Israel de ser una luz moral para las naciones.De hecho, la arrogancia y el racismo traicionar ese mismo destino y propósito.

En los números (12:1) Miriam y Aarón se pusieron a murmurar contra Moisés a causa de la mujer cusita con la que este se había casado. Moisés, en efecto, se había casado con una mujer de Cus. 2 ¿Acaso el Señor ha hablado únicamente por medio de Moisés?, decían. ¿No habló también por medio de nosotros? Y el Señor oyó todo esto. 3. Ahora bien, Moisés era un hombre muy humilde, más humilde que cualquier otro hombre sobre la tierra. (Al respecto se debe señalar que los Cusitas eran personas de piel negra, generalmente identificados con la Etiopía de la antigüedad). 

Como otras creencias, aparecen cuestiones de supremacía étnica, debido a la interpretación y aplicaciones de los líderes espirituales y políticos-sociales recurriendo a los textos sagrados. En el caso del judaísmo están las presiones y desavenencias principalmente de los ashkenazí hacia otras etnias, como la Mizrajim (judíos procedentes del oriente) o los Beta Israel (judíos de ascendencia etíope). Aquí entra en juego un elemento fundamental, y no es la religión, sino la diferenciación étnica, como instrumento de control de poder. En 2019 los mizrajies se manifestaron por las discriminaciones que sufrían por el poder establecido en Israel. En julio de 2019, se manifestaron judíos de origen etíope, en varias ciudades de Israel, en protesta por el asesinato de Solomon Tekah, un joven judío de origen etíope que fue asesinado por un oficial de policía fuera de servicio en Kiryat Haim, cerca de Haifa. 

Por lo tanto, no es una cuestión de religión, sino de interpretación de los textos sagrados en beneficio de unos intereses particulares. 

Huelga decir, que diferentes cuerpos religiosos judíos han emitido varias declaraciones condenando los prejuicios raciales cada vez que acontecen hechos como el caso de Floyd. Como ocurrió en octubre de 2015, cuando el Consejo Rabínico Ortodoxo de América emitió una Proclamación sobre el Racismo. Estas declaraciones trataban entre otras, sobre la dignidad universal de la raza humana y el legado judío de simpatía por los perseguidos y poniendo de relieve que “el problema estadounidense de siglos de antigüedad del racismo blanco contra los afroamericanos continúa siendo una realidad contemporánea explosiva y vergonzosa.

El budismo, al igual que los anteriores, están en contra de la discriminación étnica, pues creen en la ecuanimidad (Upekkhā). En otros términos, defienden que todo comportamiento debe estar asentado en la igualdad. El budismo en todas sus vertientes se interesa en que todas las personas sean tratados en los mismos términos, sin existencia de ningún rasgo de discriminación, diferencia y rechazo.  

Los budistas mahayana creen que todo individuo debe ser considerados iguales porque toda persona posee la “naturaleza búdica”, es decir, la capacidad para iluminar a las personas. No importando la cultura, raza o antecedentes de los individuos. Creen que cuando un ser humano ha alcanzado la iluminación, no existen divisiones. 

Por eso, aquello que ha acontecido en Myanmar, con respecto a los Rohingya, el budismo no lo ve bien, y un budista manifestaba en el Bangkok Post (2012) “No, no somos budistas. Podemos rezarle al Buda y cerrar los ojos, meditar, pero lo que da forma a nuestros pensamientos, palabras y acciones es extremismo ideológico con todos sus matices”. 

Por el contrario, las creencias hinduistas hablan de discriminación y separación étnica, puesto que es una creencia basada en la división de clases, y por ende, clasificatoria y diferenciadora. 

Todo acto que se considera privilegio del Brahman, está prohibido para los sudras. Como decir oraciones, recitar el Veda y ofrecer sacrificios al fuego, hasta tal punto que cuando, se demuestra que un Sudra o un Vaisya recitó el Veda, los brahmanes lo acusan ante el gobernante y este ordenará que le corten la lengua. Sin embargo, la meditación en Dios, no está prohibida.

El varna brahmánico es un sistema fundamentalmente diferenciador, e incluso para algunos como genocida. Puesto que dicen que fomenta el exterminio de “varna negro”. No creo que sea así, sino que la persona oscura/negra, por su piel es considerado inferior, e incluso impuro. Por ello no puede mezclarse con el blanco, del ario, porque lo contamina. Ante eso, se crea este sistema de castas, donde los negros están en la escala de los sudras. 

Sudras son vistos como animales, especialmente los Sudras negros. Pues son equiparados en repetidas ocasiones a ‘animales’ y nunca tratados como humanos en las escrituras hindúes.

En la ley de Manu IX.132: Habiendo matado a un gato, una urraca azul, una rana, un perro, una iguana, un búho, o un cuervo, cumplirá la misma pena como si hubiera asesinado a un Sudra”. Por lo tanto, matar a un sudra es como matar a un animal. 

Un hombre nacido una vez (Sudra) que insulta a un hombre nacido dos veces (Ario) con groseras invectivas, se le cortará la lengua; porque es de bajo origen.”  [Manu VIII.270]

Si un Sudra menciona los nombres y castas (Jati) de los (nacidos dos veces) con ofensa, un clavo de diez dedos de largo de hierro al rojo vivo será clavado en su boca [Manu VIII.271]

Un Sudra no tiene derecho ni siquiera a escuchar el Veda. Recitar o escuchar este libro sagrado es un privilegio exclusivo de los hindúes arios. Existe un castigo severo para un Sudra, en caso de que se atreva a disfrutar de este privilegio. Si “escuchaba por casualidad una recitación de los Vedas, se le vertía laca o estaño fundido en la boca; si repetía la recitación de los Vedas, se le debía cortar la lengua; y si recordaba los himnos védicos, se le desgarraba el cuerpo en trozos” (Theertha, 2003: 42),

En la interpretación de los textos está la discriminación

A medida que se profundiza en los comportamientos de la sociedad, y observamos cómo las personas, buscan cualquier rendija para colarse en los textos sagrados y justificar la xenofobia y el odio hacia los otros. 

Hay diversos estudios que desarrollan análisis de las percepciones de los creyentes de las religiones, donde parece ser que las creencias son mediadoras entre el fundamentalismo y el autoritarismo: conocimiento cierto (la idea de que hay verdades absolutas y fijas), conocimiento simple (la idea de que el mundo es simple y directo, no complejo) y autoridad omnisciente (la idea de que se debe obedecer a la autoridad). (Hathcoat, J., & Barnes, L. 2010).

Estos estudios realizados en EEUU, han revelado que las personas religiosas son más racistas, cuestión que no debería ser, si la mayoría de las religiones predican la tolerancia racial. De modo que no se entiende esta actitud en las personas religiosas, esto lleva a pensar a los investigadores, que la causa está en la prédica de sus líderes o responsables religiosos.  Megan K. Johnson, Wade C. Rowatt, &  Jordan LaBouff (2010), en su estudio observaron que la religión desde una dimensión cognitiva previa prepara y activa de los valores éticos protestantes en la población norteamericana, y esta misma, ética causa prejuicios raciales. Esta envolvente cognitiva, creen que podrían motivar y ser una razón en una actitud negativa hacia los afroamericanos. 

A pesar de esta observación, el mismo estudio concluye que sus datos no pueden apoyar la idea que la religión cause racismo per se. Ahora, sí detectaron de manera encubierta y subliminal que en los mensajes de los cristianos protestantes generaba un efecto negativo hacia las actitudes raciales existentes y que iba dirigido a un aumento leve pero significativo en prejuicio racial.

A juicio de varios estudios llevados acabo en las últimas décadas, algunos de estos, ponen de relieve que los pensamientos religiosos parecen desencadenar pensamientos racistas. Una explicación obvia de esto es que la religión tiende a aumentar la benevolencia hacia los correligionarios, pero puede aumentar la hostilidad hacia los forasteros.

La etnicidad/racismo no es una cuestión de religión sino de educación y preparación social. 

Lo ocurrido en EEUU. con George Floyd y una semana después de Rayshard Brooks, no es por un asunto religioso, sino racial. Y no puede atribuirse a las creencias religiosas, como algunos tratan de alimentar, lo cual generará más odio. Como se ha dicho anteriormente, las creencias religiosas en su mayoría son tolerantes con la convivencia étnica. ¿Dónde reside el problema? En la educación y en la política. 

En los Estados Unidos, la mayoría de los blancos y afroamericanos son cristianos protestantes, es decir, practican la misma religión, y generalmente en la misma denominación, e incluso en la misma secta.  ¿Qué ocurre?  Pues que por la incorporación de diferentes rituales más ajustados a sus herencias culturales, suele haber una separación, de templos afroamericanos y templos de blancos. Por lo tanto, no se puede atribuir a la activación de la xenofobia a la cuestión religiosa. 

A raíz de la muerte de Floyd, en los EE.UU, y otros países, pero principalmente en los EE.UU, se ha derribado estatuas de Isabel la Católica, Cristóbal Colón y Fray Junioero Serra, cuando luchó, defendió hasta la saciedad, educó y enseñó a los indios de California para que sobrevivieran, para que, establecidos alrededor de las misiones, cultivaran sus tierras y comieran su pan. La ley de protección de los indios en california de los Reyes Católicos, Domingo de Gironza Gobernador de Nueva España/ nuevo México defendió y protegió a los apaches de los ataques de los norteamericanos del este. En similares términos aconteció con la Luisiana española durante los gobiernos de Luis de Unzaga y Bernaldo de Galvez que defendieron y protegieron a los indios de la persecución de los americanos del este. Por lo tanto, con esto se pone de relieve que no es una cuestión de la historia de la creación de los EE.UU., y en lugar de mirar tan atrás e intentar construir una leyenda negra de Colón y los españoles, y después atribuir la religión el más del etnicismo/racismo que asola a los EE.UU. Deben buscar la realidad en una historia del Este norteamericano, cuando los británicos desembarcaron un contingente de esclavos negros en el barco White Lion. Ahí se inicia, la gran escalada antinegra de los EE.UU., y que a lo largo de estos siglos la sociedad norteamericana ha mantenido viva, y su propio sistema educativo y social ha avivado y desplegado a lo largo del tiempo.

Por consiguiente, no es una cuestión religiosa, sino cultural. Se abolió la esclavitud, los líderes eran cristianos protestantes, altamente religiosos, pero seguía habiendo separación étnica/racial. Al estar inscrita en la propia esencia cultural norteamericana, ver la obra de Harper Lee To  Kill a Mockingbird, se da uno cuenta que no se ha superado la cuestión blanco/negro. Esto está en el ADN social, pues, en un estudio realizado en 1946, los autores pusieron de relieve que un mayor porcentaje de cristianos informó más actitudes negativas hacia los afroamericanos que los judíos o aquellos sin afiliación religiosa (Allport & Kramer, 1946). Más adelante Greenwald y Banaji (1995), escribían que aunque se ha avanzado mucho en los Estados Unidos con respecto a la igualdad de derechos y la justicia social, algunos aspectos negativos el sentimiento hacia los afroamericanos aún persiste de forma encubierta o nivel implícito.

No se puede atribuir a la religión la etnicismo/racismo porque en casi todas las creencias, más o menos, con excepciones, son partidarias de que todas las personas, independientes de su etnia o color de piel son iguales. 

No se puede atribuir a la religión la etnicismo/racismo porque en casi todas las creencias, más o menos, con excepciones, son partidarias de que todas las personas, independientes de su etnia o color de piel son iguales.  El racismo en cualquiera de sus dimensiones no puede tener cabida en la sociedad actual, hagamos nuestras las palabras de la carta a los Gálatas 3:28

“Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús”.

Bio JAVM 

Jesús A. Valero-Matas es  Profesor Titular de Sociología en la universidad de Valladolid, también ha sido Visitor Scholar en Catholic University of America (Washington). Jesus es a su vez Doctor en Sociología y Licenciado en Sociología y Licenciado en Ciencias Políticas y Administración. Posee Máster en Ciencia Política y Derecho Constitucional por el Centro de Estudios Constitucionales Ha dirigido diferentes proyectos de investigación, tiene en su haber más de 50 artículos en revistas indexadas nacionales e internacionales.

Bibliografía

Allport, G. W., & Kramer, B. M. “Social Sources of Prejudice”, Journal of Psychology, (1946), 22, 9-39. 

El Sagrado Corán, (Surrey: Islam International Publications, 2018), https://www.alislam.org/quran/view/guide/?region=ES

Hall, D., Matz, D., & Wood, W., “Why Don’t We Practice What We Preach? A Meta-Analytic Review of Religious Racism” Personality and Social Psychology Review, 14 (1), (2009), 126-139 DOI: 10.1177/1088868309352179

Hathcoat, J., & Barnes, L. (2010). “Explaining the Relationship Among Fundamentalism and Authoritarianism: An Epistemic Connection”, International Journal for the Psychology of Religion, 20 (2), 73-84 DOI: 10.1080/10508611003607884

La Ley de Manu IX.132

Megan K. Johnson, Wade C. Rowatt, & Jordan LaBouff, “Priming Christian Religious Concepts Increases Racial Prejudice”, Social Psychological and Personality Science, 1 (2),(2010), 119-126 : 10.1177/1948550609357246

Santa Biblia, editorial Verbo Divino, 2014.

Theertha, S. D, History of Hindu Imperialism, (New Delhi, Dalit Book Trust 2003). 

Wilkins, W.J, Modern Hinduism, (London: Rowman & Littlefield, 1975) 

Añadir comentario

haga clic aquí para publicar comentario