Fiestas

La Navidad Y “Miladun Nabi”: ¿Cómo Se Debe Celebrar A Los Profetas?

Por Marwan Gill, Argentina

“Si los musulmanes también creen en Jesús (aunque sea de forma diferente), ¿por qué no celebran la Navidad?”

La Navidad se acerca y los preparativos para regalos y celebraciones ya están en marcha. Según los cristianos, la Navidad se celebra para recordar el nacimiento de Jesucristoas. Creer en Jesúsas como profeta de Dios es también parte de la fe islámica. Por eso, a veces en Occidente se formula la pregunta:

Si los musulmanes también creen en Jesús (aunque sea de forma diferente), ¿por qué no celebran la Navidad?”

En el islam, celebrar el nacimiento de una persona, incluso de los profetas, no es un mandamiento religioso.   El profeta Muhammadsa, el fundador del islam, jamás celebró su propio o el nacimiento de alguien, ni ordenó a sus discípulos que lo celebraran.

Sin embargo, en el islam celebrar y honorar a los profetas es algo muy noble e importante, pero la manera de celebrarlo es muy distinta a lo que se ve y se percibe normalmente durante la Navidad; en vez de realizar celebraciones y rituales comerciales, el islam propone celebrar su nacimiento y vida de los profetas a través del recordatorio de sus logros, valorar sus sacrificios, practicar sus enseñanzas, adaptar sus ejemplos nobles y rezar por sus almas. La celebración de los profetas no debe ser algo limitado a un solo día, sino todos los días durante el año. 

Fijar fechas de manera simbólica, para recordarnos sobre un evento o sobre alguien, les sirve especialmente a aquellos que lo habían olvidado o descuidado durante el resto del año en su vida cotidiana.  Por otro lado, hay un peligro al fijar tales fechas como celebración, ya que a menudo las personas pueden involucrarse demasiado en tales rituales superficiales y celebraciones comerciales que hace que se pierda la esencia del evento. Lamentablemente, ese escenario ocurre durante la Navidad y también durante algunas celebraciones en el mundo musulmán. 

Por ejemplo, algunas ramas musulmanas celebran el 12 de Rabial Awwal (el tercer mes del calendario islámico) como el nacimiento del fundador del islam, conocido como “Miladun Nabi”. La celebración de este día no es un mandamiento religioso ni fue celebrado por el propio profetasa ni sus discípulos. La celebración de esta fecha surgió tres siglos después por seguidores de la corriente Fatimita. Hoy en día en el mundo musulmán, existen los dos extremos en relación con la celebración de esta fecha. Hay corrientes musulmanas que lo consideran como una innovación incorrecta y un pecado, y por otro lado hay corrientes que celebran esta fecha solamente en una forma vana y comercial. La Comunidad Musulmana Ahmadía se distancia de ambos extremos. Precisar una fecha para recordar extraordinariamente la biografía del profeta Muhammadsa e invocar más bendiciones por él no es necesariamente una innovación incorrecta. 

La Comunidad Musulmana Ahmadía, gracias a la guía del segundo Jalifa Mirza Bashiruddin Mahmudra, decidió en el año 1928 precisar una fecha durante el año para celebrar la biografía del profeta Muhammadsa. Esta celebración fue una de las medidas resultantes de las constantes tensiones religiosas entre los musulmanes y los hindúes en el subcontinente asiático. Los hindúes en varias ocasiones habían insultado al Profeta del islamsa y mientras la mayoría de los líderes musulmanes manifestaban sus reacciones violentas, el segundo Jalifa de la Comunidad Musulmana Ahmadíara llegó a la conclusión de que los hindúes insultaban al profeta por su ignorancia sobre su persona y biografía. Entonces, propuso celebrar una vez por año la biografía del profetasa e invitar también a los no musulmanes para que conocieran así más sobre la biografía del fundador del islamsa. El segundo Jalifa, Su Santidad Mirza Bashiruddin Mahmudra, al explicar la importancia de realizar tal evento para recordar la biografía del profeta Muhammadsa, dijo:

La gente se anima a atacarlo (al profeta Muhammadsa) porque desconocen los aspectos verdaderos de su vida… Nadie critica a una persona si sabe que pueden refutar sus críticas. Entonces, es nuestro deber difundir el conocimiento sobre la noble vida del profeta Muhammadsa a todos los musulmanes y no musulmanes en la India. La mejor forma de realizarlo es escoger los aspectos más significantes de la vida del profetasa y explicarlos cada año con una planificación precisa, en toda la India al mismo día, para que la voz corra por todo el país y la gente ignorante se despierte.” (Al Fazal, 10 de enero 1928)

El islam no prohíbe divertirse cuando existe celebraciones;

El islam no prohíbe divertirse cuando existe celebraciones; uno puede vestirse elegante, consumir comida deliciosa, darse regalos u organizar encuentros sociales y familiares, pero siempre y cuando que el resultado final de estas celebraciones debe ser que nos hayamos acercado más a Dios. En el islam hay dos celebraciones religiosas: Idul-Fitar (la celebración al terminar el mes de ayuno) e Idul-Adha (la celebración del sacrificio en las fechas de la peregrinación). En ambas celebraciones un musulmán se baña, se viste con sus mejores ropas, se come y comparte comida deliciosa, pero el enfoque de la celebración es tener a Dios más presente que en las otras épocas del año. Por ejemplo, durante todo el año un musulmán reza 5 veces al día, pero en estos dos días se reza 6 veces. También, es obligatorio para un musulmán en ambas fechas realizar algún acto de caridad y cuidar así también a la creación de Dios, especialmente aquellos que tengan menos recursos.

Volviendo a la cuestión sobre si creemos también en Jesúsas incluso como profeta de Dios, ¿por qué los musulmanes no celebramos la Navidad? La respuesta es simplemente que consideramos que la celebración del nacimiento de Jesúsas en diciembre no coincide con los testimonios históricos y no aparece como la fecha original de su nacimiento. No encontramos ninguna indicación que Jesúsas mismo o sus discípulos directos hayan celebrado u ordenado celebrar su nacimiento en diciembre.  

Por otro lado, según el testimonio del Corán, Jesúsas no nació en diciembre. No se menciona una fecha particular de su nacimiento, pero si se indica que su nacimiento era durante el verano, y no el invierno, así lo recoge el Corán:

“Entonces él (el ángel) la llamó de debajo de ella, diciéndole:

‘No te aflijas. Tu Señor ha puesto un riachuelo a tus pies. Agita hacia ti el tronco de la palmera; eso hará que caigan sobre ti dátiles frescos y maduros.’”  (Sagrado Corán 19:26,27)

Estos versículos nos dejan dos claves sobre el tiempo de su nacimiento:

1. La Virgen María se bañó al aire libre después de dar luz a Jesúsas

2. Ella comió dátiles maduros para recuperarse de los dolores del parto.

Bañarse al aire libre en un riachuelo es mucho más probable que uno lo haga en  verano que en  invierno. Luego, Jesúsas nació en Belén (Palestina) en una temporada en la que los dátiles estaban completamente maduros y comestibles. En lugares como Belén, los dátiles maduran solo cuando es verano. Diciembre en Belén es un mes del invierno y no es la temporada de los dátiles ni de bañarse al aire libre. Por lo tanto, según el Corán, Jesúsas no nació en diciembre, que es en Belén un mes del invierno, sino que fue durante la temporada del verano. Incluso la Biblia nos indica que Jesúsas nació en un mes del verano:

“Cerca de Belén había unos pastores que pasaban la noche en el campo cuidando sus ovejas.” (Lucas 2:8)

En conclusión, ya sea la celebración de Navidad en el mundo cristiano o la celebración de “Miladun Nabi” en el mundo musulmán, precisar una fecha simbólicamente para recordar y celebrar a un profeta no contradice a las enseñanzas del islam. Lo que es importante es celebrar a los profetas conforme sus enseñanzas religiosas y con el propósito de acercarse a Dios y tenerlo más presente. Su Santidad Mirza Ghulam, el Mesías Prometido y fundador de la Comunidad Musulmana Ahmadíaas, dijo acerca de este asunto: 

“Es muy noble recordar al Profeta Muhammadsa, incluso hay un dicho del Profeta del islamsa que dice que recordar a los amigos de Al’lah y a los profetas hace descender la misericordia; y Dios mismo ha recomendado recordar a los profetas. Lo que no está permitido es que estas innovaciones creen un defecto en la creencia de la unidad de Dios. Se debe atribuir el rango de Dios únicamente a Dios, y el rango de profeta únicamente a un profeta. Hoy en día las personas que celebran el nacimiento del Profetasa contienen innovaciones, y tales innovaciones son contra la voluntad de Dios. Si no hay innovaciones, entonces es un recordatorio. Recordar el advenimiento del profeta Muhammadsa, su nacimiento y su fallecimiento es un acto de buena recompensa.”  (Badar, 27 de marzo 1903)

Etiquetas

Añadir comentario

haga clic aquí para publicar comentario