Ciencia Mujer

Alcanzando las estrellas: Una entrevista con la astrónoma Munazza Alam

© Pixabay

Hoy en día, las mujeres musulmanas son a menudo retratadas como reprimidas, sin educación y limitadas o desanimadas a perseguir sus sueños, sin embargo, nada podría estar más lejos de la realidad.

De hecho, en el islam, los hombres y las mujeres están obligados por igual a adquirir conocimiento.

De hecho, en el islam, los hombres y las mujeres están obligados por igual a adquirir conocimiento. Uno de los muchos ejemplos es Munazza Alam. Munazza Alam es una astrónoma, una joven exploradora de National Geographic y una estudiante graduada en la Universidad de Harvard. Se especializó en física en el Hunter College de la CUNY, en la ciudad de Nueva York, y ha trabajado en varios grupos de investigación en el Departamento de Astrofísica del Museo Americano de Historia Natural. Criada en Staten Island por padres musulmanes de origen paquistaní, los logros de Munazza desmienten su juventud. Munavara Ghauri, editora de la sección de mujeres en The Review of Religions, tuvo la oportunidad de preguntarle sobre su trabajo, su fe y sus aspiraciones para descubrir la estrella gemela de la Tierra.

MG: ¿Cuándo y cómo se despertó en ti el interés por la Astronomía?

MA: No tuve mucho interés en la astronomía durante mi infancia, probablemente porque crecí en la ciudad de Nueva York, donde hay demasiada contaminación lumínica para poder tener una visión adecuada del cielo nocturno. Mi interés en la astronomía se despertó como estudiante universitaria cuando empecé a trabajar con un grupo de investigación en el departamento de astrofísica del Museo Americano de Historia Natural. Como parte del grupo, comencé mi propio proyecto de investigación y tuve la suerte de viajar a observatorios en instalaciones nacionales para obtener datos para mi investigación. Mi primer viaje de observación en el Kitt Peak National Observatory, en Arizona, fue la primera vez que vi realmente el cielo nocturno iluminado por cientos de miles de estrellas. Fue un espectáculo impresionante que solidificó mi intención de seguir con la astronomía a largo plazo. 

MG: Usted es actualmente una estudiante de doctorado en Harvard. ¿Puede hablarnos de su tesis de investigación? 

MA: Mi investigación se centra en la detección y caracterización de las atmósferas de los exoplanetas, o planetas fuera del sistema solar. Podemos aprender sobre las atmósferas de los planetas observando a otro planeta cuando transita (pasa por delante de) su estrella anfitriona. Durante el tránsito, una fracción de la luz estelar se filtra a través de la atmósfera del planeta. Podemos discernir la información sobre la atmósfera del planeta analizando cuidadosamente la luz de la estrella. Para hacer este trabajo, utilizó observaciones tomadas con el Hubble Space Telescope y grandes telescopios terrestres ubicados en Chile y Hawái.

MG: Usted es la beneficiaria de una beca de Jóvenes Exploradores de National Geographic. ¿Por qué se conceden y cómo le ha ayudado a su investigación? 

MA: El programa de Jóvenes Exploradores de National Geographic (ahora llamado Beca de Carrera de iniciación) apoya proyectos dirigidos por individuos de carrera inicial en las áreas de investigación, conservación y exploración. Solicité esta beca para apoyar mi investigación en astronomía como estudiante universitaria. Incluso después de que se completaran los términos de mi premio, este programa de becas ha ayudado a mi investigación porque me ha llevado a una serie de oportunidades. Fui invitada a participar en un número de talleres de desarrollo profesional en temas como el de hablar en público y fotografía, a través de National Geographic. También he participado en proyectos divertidos, como el de asesorar a Mattel sobre una muñeca Barbie astrofísica y el de escribir las introducciones de los capítulos de un libro infantil sobre el espacio.  

MG: Cuando empezaste la carrera de física, te presentaron a las mujeres astrónomas que dirigían un grupo de investigación en el Museo Americano de Historia Natural. ¿Cómo era trabajar en un equipo con mayoría femenina? 

MA: En astronomía, el equilibrio de género es un poco mejor que otros campos de la ciencia física, aunque todavía es necesario mejorar. En los últimos años, las mujeres han obtenido aproximadamente el 40% de los doctorados en astronomía1 – pero las mujeres también son tres veces más propensas que los hombres a dejar el campo al principio de sus carreras.2 Trabajar en un equipo con mayoría femenina, especialmente en el nivel de liderazgo, significa que estuve trabajando con mujeres que llegaron a posiciones superiores en la astronomía a pesar de varios obstáculos y barreras en el camino. A través de mis experiencias trabajando con este grupo, aprendí mucho sobre la perseverancia y el valor frente a la adversidad. 

MG: En Hunter, fuiste parte del programa de becarios de John P. McNulty, donde el objetivo es el avance de las mujeres en todos los campos de STEM. También has ganado el premio Rosalyn S. Yalow al logro en la ciencia, llamado así en honor a la ganadora del Nobel y primera mujer estudiante de Hunter en especializarse en física. ¿Por qué es importante que las mujeres se dediquen a la ciencia? 

MA: Personalmente, creo que es importante que las mujeres realicen esfuerzos científicos porque puede ser un vehículo para que las mujeres interesadas en la ciencia y la investigación busquen algo más grande y al mismo tiempo impacten en sus sociedades. Para dedicarse a la ciencia como mujer musulmana, es fundamental mostrar al mundo que no estamos restringidas, sino que nos enriquece nuestra fe e identidades.

MG: Usted está trabajando activamente para inspirar a los estudiantes a interesarse en la ciencia y la astronomía. ¿Qué implica esto? 

MA: Estoy comprometida a compartir mi amor por la ciencia, la astronomía y la exploración basada en la investigación. He organizado una variedad de diferentes programas y actividades para estudiantes escolares, incluida la representación de las órbitas de los planetas, el uso del arte para analizar conceptos científicos y la realización de experimentos prácticos. Cada estudiante tiene su peculiar forma y  única de aprender, por lo que creo que es importante tener un enfoque flexible al realizar la educación. Para los estudiantes de la escuela secundaria, también estoy comprometida a guiarlos en la preparación para la universidad y las diversas oportunidades a las que puedan aspirar.

MG: Gran parte de su jornada laboral, le obliga a trabajar a “horas intempestivas” . ¿Alguna vez ha sido esto problemático para usted como mujer? 

MA: Como astrónoma de observación, con frecuencia trabajo en los observatorios nacionales, lo que significa que a veces mi trabajo requiere que me quede despierta toda la noche para recoger datos para mi investigación. Los observatorios están situados en lugares remotos y secos a grandes altitudes – en las cimas de las montañas y en los desiertos – con pocas personas alrededor. Por la gracia de Dios, no he encontrado que trabajar durante estas horas en lugares remotos sea problemático para mí como mujer. Siempre tengo un cuidado extra para mantenerme alerta y tomo todas las medidas disponibles que me permitan estar segura en estas situaciones.

MG: El Sagrado Corán ha instruido a las mujeres musulmanas observar el pardah (el velo) – cubrir sus cabezas y vestirse y comportarse con pudor. ¿Esto ha presentado alguna dificultad para usted en su carrera?

MA: Mientras sigo mi carrera, es muy importante para mí mantener el velo tanto en mi apariencia como en mi comportamiento. Uso un burka completo y un hiyab en todo momento cuando salgo, incluidos todos los eventos o reuniones relacionados con el trabajo a los que he asistido antes. Operé telescopios en observatorios nacionales, presenté conferencias y conocí a ganadores del Premio Nobel con mi velo completo en lugares de todo el mundo. No le doy la mano a los hombres y he encontrado que esta práctica es particularmente efectiva para establecer límites físicos desde el principio con los hombres ajenos que he conocido. He conocido a algunas personas que piensan que el velo o negarse a dar la mano puede poner a las mujeres en desventaja en cuanto a oportunidades en sus carreras, pero no he encontrado que este sea mi caso. Nunca sentí que el velo hubiera obstaculizado mi capacidad para convertirme en una científica profesional de ninguna manera. De hecho, muchas personas me han dicho que admiran mi valentía y me respetan más por usar el velo a pesar de que me distingue en el ámbito profesional. Vivimos hoy en un mundo en el que la sociedad avanza hacia una mayor inclusión de personas de diferentes orígenes, incluida la representación de los musulmanes en ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas y otros campos. Además, tenemos derecho a vestirnos como mujeres musulmanas y la discriminación en contra nuestra es ilegal. No deberíamos tener miedo de mostrarle al mundo quiénes somos.

MG: ¿Ser una mujer musulmana áhmadi le ha impedido de alguna manera en términos de sus aspiraciones profesionales? 

Nunca he sentido que ser una mujer musulmana áhmadi haya obstaculizado mis aspiraciones profesionales de ninguna manera.

A la luz de esta promesa, creo que ser una mujer musulmana áhmadi me ayudará a lograr mis aspiraciones profesionales. 

MA: Nunca he sentido que ser una mujer musulmana áhmadi haya obstaculizado mis aspiraciones profesionales de ninguna manera. Me inspiran las palabras de Hazrat Musleh Mawud (ra) (el Segundo Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía), que alienta a los musulmanes áhmadis a entrar y sobresalir en todas las actividades, habilidades y profesiones seculares para cumplir la promesa de Dios de que la Comunidad Ahmadía será dominante en el mundo3. A la luz de esta promesa, creo que ser una mujer musulmana áhmadi me ayudará a lograr mis aspiraciones profesionales. 

MG: Como musulmanes, ofrecemos cinco oraciones diarias y ayuno durante el mes de Ramadán. ¿Cómo ha logrado combinar el cumplimiento de sus compromisos religiosos con su trabajo durante una apretada agenda diaria? 

Alhamdolillah (todos los elogios pertenecen a Dios), soy capaz de mantener mis compromisos religiosos junto con mi trabajo sin ningún obstáculo.

MA: Alhamdolillah (todos los elogios pertenecen a Dios), soy capaz de mantener mis compromisos religiosos junto con mi trabajo sin ningún obstáculo. Tengo una oficina privada, que uso para hacer mis oraciones diarias sin ninguna molestia mientras estoy en el trabajo. En cuanto al Ramadán, es una bendición de Dios Altísimo que tenga una asesora de tesis comprensiva que me apoya. Ella es de las Islas Canarias de España, que está cerca de Marruecos y por lo tanto tiene influencias musulmanas. Durante el Ramadán, mi asesora me permite trabajar a distancia durante todo el mes para poder ir a casa y estar con mi familia mientras ayuno. Mi asesora apoya mucho este arreglo. De hecho, el año pasado, unas semanas antes del Ramadán me preguntó: “¿Por qué sigues aquí en el campus? Deberías estar en casa con tu familia preparándote para el Ramadán”. 

MG: El profesor Abdu Salam, el primer musulmán áhmadi que ganó el Premio Nobel de Física, mencionó a menudo cómo el Sagrado Corán inspiró su investigación. Como musulmana áhmadi, ¿de dónde viene tu inspiración? 

MA: Mi inspiración para hacer la investigación incluye la sabiduría del Sagrado Corán, así como el mensaje de Hazrat Musleh Mawud (ra) dirigido a la juventud en su sermón en 1936, que incluyo a continuación. Me recuerda que como musulmana áhmadi, investigar y contribuir al conocimiento científico es un acto de culto, que ayuda a cumplir una profecía del Mesías Prometido (as) de que los áhmadis tendrán éxito en todos los campos Insha’Al’lah (si Dios quiere).  

“Debes ser más competente y más capaz, no sólo en tu religión, sino también en cada actividad secular, cada habilidad y cada profesión. Tanto es así que no quede ningún campo en el que el mundo pueda encontrar a alguien más competente que los miembros de la Comunidad Musulmana Ahmadía. 

Te conviertes en el herrero más hábil; te conviertes en el carpintero más exitoso; te conviertes en el arquitecto supremo; te conviertes en el mejor químico; te conviertes en el médico ideal; te conviertes en el artista más refinado; te conviertes en el tejedor más inmaculado de textiles; te conviertes en el perfecto diseñador de aparatos. Cuando te mantengas firme con esta determinación y resolución y te extiendas por los países del mundo, entonces los ángeles de Dios derramarán favores sobre ti, y cualquier trabajo que hagas, aunque parezca una tarea mundana, serás recompensado por ello. Porque cada paso que des será para completar la promesa de Dios de que la Comunidad Ahmadía será dominante en el mundo.

Así pues, el herrero, que trata de superar al resto del mundo en la forja de hierro por la única razón de que hay una promesa de Dios de que la Comunidad Musulmana Ahmadía predominará en el mundo, y desea participar en el cumplimiento de esta profecía, no estará solo forjando el hierro, sino que de hecho será una dedicación a la adoración. 

De entre ustedes, el ingeniero, que está tratando de superar al mundo entero en el avance de la ingeniería por la razón de que hay una promesa de Dios de que la Comunidad Musulmana Ahmadía dominará el mundo, y desea ser partícipe en la realización de esta profecía, entonces no está haciendo ingeniería, sino que de hecho está comprometido en la adoración de Dios. 

Del mismo modo, el agricultor de entre vosotros, que está aumentando su rendimiento con la intención y determinación de que hay una promesa de Dios de que la Comunidad Musulmana Ahmadía dominará el resto del mundo, y desea participar en la realización de esta profecía, entonces no está haciendo agricultura, sino de hecho está comprometido en la progresión de la fe. 

Y así, progresa en cada profesión, cada habilidad y cada arte, y se libera de los confines de los países y territorios – ya que una persona justa no puede ser retenida por las fronteras de ningún estado o tierra. Entonces, observarás la lluvia de las bendiciones de Dios sobre ti”.4

MG: Su ambición es descubrir un planeta gemelo de la Tierra que pueda albergar otras formas de vida. Hay indicios de otras posibles formas de vida en el Sagrado Corán (por ejemplo, 42:30). ¿Ha sido inspirada por su fe en este sentido?

Guiada por la hermosa sabiduría del Sagrado Corán, me siento inspirada a continuar mi investigación.      

MA: Absolutamente. El Sagrado Corán afirma categóricamente la existencia de vida en el Universo, una afirmación que los astrónomos actualmente no pueden hacer con certeza basados en observaciones. Guiada por la hermosa sabiduría del Sagrado Corán, me siento inspirada a continuar mi investigación.     

MG: ¿Cuáles son sus metas y ambiciones futuras? 

MA: Insha’Al’lah (si Dios quiere), me gustaría permanecer en la astronomía y la academia. Mi objetivo es convertirme en una profesora universitaria, avanzar en nuestra comprensión del universo y asesorar a los estudiantes en la investigación. Me gustaría especialmente apoyar a las jóvenes musulmanas y otros estudiantes áhmadis a seguir con la investigación académica. Rezo para que logre este objetivo, Insha’Al’lah (si Dios quiere), si es lo correcto para mí.

MG: Gracias Munazza por dedicarnos un tiempo para compartir algunos de tus pensamientos y experiencias. Te deseamos la mejor de las suertes con tus futuros objetivos, Insha’Al’lah (si Dios quiere).

ARTICLE IN ENGLISH: en el siguiente link: 

Referencias:

1. American Institute of Physics, Women in Physics & Astronomy 2019 Report, https://www.aip.org/statistics/reports/women-physics-and-astronomy-2019#files.

2. K. Flaherty, The Leaky Pipeline for Postdocs: A study of the time between receiving a PhD and securing a faculty job for male and female astronomers, 2018,

https://arxiv.org/pdf/1810.01511.pdf.

3. Fazl-e-Umara Foundation, Khutbat-e-Mahmood, 1936, 36-37.

4. Fazl-e-Umara Foundation, Khutbat-e-Mahmood, 1936, 36-37.

Añadir comentario

haga clic aquí para publicar comentario