Biblia Islam en América Latina Sagrado Corán Video Podcast

La Biblia y el Corán: Similitudes y Diferencias

Por Yousaf Khan y Azhar Goraya

Podcast #15 de “El Islam en América Latina”

Ver en Facebook: https://fb.watch/2sTX_N1m1x/



Resumen:

La palabra Biblia viene del latín biblia, que viene del griego (ta) biblia, que significa (los) libros. Los cristianos empezaron a usar el termino para referirse a sus textos sagrados al rededor de 223 E.C.

La Biblia es un conjunto de dos compilaciones conocidas como el Antiguo y Nuevo Testamento.  El Antiguo Testamento de los cristianos se basa en una traducción griega de la biblia hebrea que se conoce como la Septuagint. Diferentes denominaciones incluyen diferentes libros en sus compilaciones. El Nuevo Testamento en general consta de 27 libros, pero diferentes grupos cristianos a veces añaden otros textos también.

No tenemos los textos originales de ningún libro, ni sabemos en muchos casos quiénes fueron los escritores originales de esos libros, ni de sus motivaciones en escribirlos.

La Biblia y el Corán | El Islam en un Minuto #15

Ver en Facebook: https://fb.watch/2u3h1nYMit/


La palabra Corán significa algo que se recita una y otra vez. El Corán otorga este nombre a si mismo (76:24). Así que el nombre Corán es divinamente revelado, algo que no se ve con la Biblia. El Corán es un solo libro que fue revelado a una sola persona – el Profeta Muhammad (sa). Tiene 114 capítulos y fue revelado, memorizado y escrito durante su vida. Al’lah prometió que protegería el Corán (15:10), así que el Corán ha permanecido en su forma e idioma original hasta hoy.

El Corán no es una copia de la Biblia. Al’lah dice que reveló la Torah, el Evangelio y el Corán (3:3-4), así que, por haber brotado de la misma fuente, tienen varias cosas en común. Pero también hay diferencias. Por ejemplo, el Corán enfatiza que los judíos no fueron el único pueblo elegido por Dios y absuelva los profetas de los pecados que la Biblia los atribuye. El Corán menciona profetas que no se mencionan en la Biblia, como Luqman, Hud y Saleh. El Profeta Muhammad (sa) no era alfabetizado, nunca estudió la biblia con nadie, y ni existía la biblia traducida al árabe en su época. Donde el Corán difiere de la narrativa bíblica, siempre tiene razón. Por ejemplo, la biblia habla acerca de la creación del mundo de manera no científica en Génesis, pero el Corán habla acerca de la creación del universo a través de un “Big Bang” (21:31).

El Corán explica que un libro divino protegido de Dios no debe de tener contradicciones (4:83), pero cuando estudiamos la biblia encontramos varias. Para la misma batalla se presentan dos diferentes números de soldados en dos diferentes libros (2 Samuel 24:9 y 1 Crónicas 21:5). También, se presentan dos genealogías distintas de Jesús en los evangelios de Mateo y Lucas.

El Corán tiene enseñanzas completas. Su concepto acerca del monoteísmo es puro (114:2-5), mientras que la biblia, con su terminología no cautelosa, ha causado que los cristianos caigan en el error de deificar a Jesús, un ser humano. Además, donde el Antiguo Testamento enfatiza la ley del talión (Éxodo 21:23-25) mientras que el Nuevo Testamento enseña el otro extremo del perdón en todos los casos (Mateo 5:38-40), el Corán enseña el equilibrio y dice elegir la acción que tenga más posibilidades de provocar una reforma del individuo y la sociedad (42:41).

Imágenes por Sadaf Ahmed

Añadir comentario

haga clic aquí para publicar comentario