Los beneficios del ayuno


© Pixabay

Cada religión enseña a apartarse de todas las maldades y vivir según los mandamientos divinos. Además nos enseña ciertas maneras de adorar a Dios para conseguir Su cercanía y pedirLe perdón por nuestros pecados. Todas las religiones que proclaman ser divinas aconsejan ayunar a sus fieles, aunque de maneras distintas.

El ayuno en el judaísmo

El ayuno judío, llamado ta’anit, taanis o taanith, fue practicado por los judíos antiguos en épocas de peligro o desastre, como muestra de arrepentimiento y para evitar la ira de Dios. Los ayunos que los judíos han guardado a lo largo de la Historia son los siguientes: Yom Kipur, Ta’anit Bejorot, Ta’anit, Ester y los cuatro ayunos del templo.

El ayuno en el cristianismo


© Pixabay

Siguiendo a Jesucristo, en la Iglesia católica y la iglesia ortodoxa se observan los ayunos de cuaresma. La Iglesia ortodoxa etíope practica un ayuno parcial durante el cual se abstiene de comer carne y beber leche. Hoy en día, muchas congregaciones pentecostales, evangélicas y otras, consideran el ayuno (sea parcial o total) como una herramienta espiritual poderosa que ayuda para varios fines: sanar a un enfermo o a un endemoniado, romper alguna atadura, ser más piadoso y alejarse de los deseos carnales.

El ayuno en el Islam

En el ramadán, el noveno mes del calendario islámico, se ha prescrito a los musulmanes guardar el ayuno para alcanzar la piedad, alejándose de las maldades. El ayuno empieza con el alba y termina con la puesta del sol. Durante este periodo está prohibido comer, beber y mantener relaciones. Durante los últimos diez días del mes, algunas personas se quedan en las mezquitas para meditar. Esta meditación se llama Itekaf.

Los beneficios espirituales del ayuno

© Pixabay

El ayuno nos enseña a alejarse de los intereses mundanos, recordar a Dios adorándoLe, sentir el sufrimiento de los pobres, ayudar a los necesitados en cualquier aspecto de la vida, recitar el Sagrado Corán por completo, vivir de manera disciplinada, ser caritativo hacia el ser humano, y servir a la humanidad.

El ayuno no es obligatorio para todos

A los enfermos, viajeros, mujeres embarazadas y madres lactantes no se les está permitido guardar el ayuno porque Dios no quiere dificultar la vida, sino que trata de proporcionar facilidades al ser humano.

Los beneficios sociales del ayuno

Gracias al ayuno desciende el nivel del crimen, la gente se acostumbra a la vida ordenada, y no acostumbra a ser avaricioso.

Los beneficios físicos del ayuno

© Pexels

El ayuno permite controlar el azúcar, equilibra el colesterol y la presión sanguínea, evita las enfermedades ENT y cardíacas, elimina el estrés y la gordura y fortalece los músculos; el estómago y el sistema de digestión descansan durante todo el mes de Ramadán.

Fuente: www.ahmadia.es

Sin comentarios aún

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.