Islam en América Latina Video Podcast

La Realidad de la Miray (Ascensión) e Isra (Viaje Nocturno) del Profeta Muhammad (sa)

Miray e Isra fueron sublimes visiones espirituales y no acontecimientos físicos.

Por Marwan Gill e Azhar Goraya

Podcast #17 de “El Islam en Ameríca Latina”
Ver en Facebook: https://fb.watch/3Wwal_F09k/


Resumen:

Miray se refiere a la ascensión del profeta Muhammad (as) a los cielos, e Isra se refiere a su viaje nocturno a la mezquita Al-Aqsa en Jerusalén.

En Miray, se menciona que el profeta Muhammad (sa) fue llevado hacia los cielos por el Arcángel Gabriel después de abrir su pecho, purificar su corazón y llenarlo con sabiduría. Pasaron los varios niveles del paraíso y diferentes profetas como Adán (as), Jesús (as) y Moisés (as). Finalmente llegaron hacia la estación de Dios, dónde solo el Profeta Muhammad (sa) podía acercarse. Se establecieron las cinco oraciones diarias por Dios en ese momento también.

En Isra, se dice que el profeta Muhammad (sa) fue llevado por el Arcángel Gabriel sobre un animal que se llama Buraq hacia Jerusalén. En la ruta, conocieron a una anciana que representaba el mundo. Al llegar a Jerusalén, el Profeta conoció a todos los profetas anteriores y los dirigió en oración.

La Realidad de Miray e Isra | El Islam en un Minuto #17


Hay varios musulmanes que piensan que los dos viajes fueron uno solo. Sin embargo, el Corán indica que fueron diferentes. Miray se menciona en capítulo 53 del Corán, donde Al’lah dice que ocurrió dos veces (53:15), mientras que Isra se menciona en capítulo 17. Según los hadices, Miray ocurrió por primera vez en el inicio de su profetazgo y luego en el quinto año de su profetazgo, mientras que Isra ocurrió un poco antes de su emigración a La Meca en el duodécimo año de su profetazgo.

Muchos musulmanes también creen que los dos viajes fueron físicos. Sin embargo, esto no es cierto. El Corán dice acerca de Miray que “El corazón del Profeta no mintió respecto a lo que vio.” (53:12), es decir, que fue una experiencia espiritual y no físico visto por sus ojos. Isra es llamado un Ru’ya (17:61), que el Corán define como visión espiritual y no algo físico (12:6). El Corán dice que es imposible para alguien ir físicamente a los cielos (17:94), o ser expulsado del paraíso después de haber entrado (15:49). También es imposible volver a la vida después de la muerte antes del Día de la Resurrección (44:57), que indica que los profetas que ofrecieron la oración atrás del profeta durante Isra no fueron física sino espiritualmente presentes, igual que el Profeta Muhammad (sa).

Los hadices también explican lo mismo. Hazrat Aisha relata que el profeta Muhammad (sa) “se despertó” después de haber experimentado Miray. Dicen que “fe y sabiduría” fueron invertidos dentro de su corazón, y que el mundo entero apareció ante él en forma de una mujer. Todos estos asuntos indican que los dos viajes fueron eventos espirituales, llenos del simbolismo y no físicos.

Los dos viajes tenían significados muy profundos. Miray demostraba el rango espiritual elevado del Profeta Muhammad (sa) – por encima, de hecho, de todos los demás profetas (33:41). Isra tenía un doble significado. Uno era la expansión física del islam hasta los terrenos judíos y cristianos. El segundo fue la expansión del islam en términos del tiempo, culminando en la llegada del Mesías Prometido en los últimos días.

Imágenes por Adila Ahmad

Añadir comentario

haga clic aquí para publicar comentario