Majid Khan

“La puerta está abierta para todos”

¿Cómo nació la idea de la construcción del hospital Nasir en Guatemala?

Guatemala es uno de los países de Centro América donde menos dinero se gasta en salud. De hecho, el porcentaje del PIB que se gasta en la Salud Pública es el más bajo de toda América Central. Idealmente debería proporcionarse un servicio médico gratuito como en el Reino Unido, pero cuando no existen ni los fondos ni los recursos, entonces se produce un abismo entre demanda y suministro. Incluso aquellos que se lo pueden permitir no pueden acceder a un servicio médico. Por ello Humanity First, a través de su filial en EE.UU., ha llevado a cabo numerosas campañas médicas muy variadas durante los últimos siete u ocho años; y el resultado lógico de esta actividad era la construcción de una instalación médica permanente aquí, a través de la cual podamos contribuir al desarrollo de la infraestructura del país.

 

¿Por qué fue elegido esta ubicación en particular para la construcción del hospital y cual es su importancia para las comunidades vecinas?

Hay dos factores que hemos considerado para la elección de este lugar. El primer factor es que la localización del hospital fuera en un lugar donde pudiera servir a los miembros necesitados de la comunidad local, y sobre todo a los más desfavorecidos y escasos de recursos. Y, al mismo tiempo, que esté bien situado para aquellos que tienen la posibilidad de desplazarse desde otros lugares. Además, tenía que ser un proyecto sostenible. Sin sostenibilidad no existe la posibilidad de crecer. La ubicación elegida es una puerta hacia la comunidad indígena y, a la vez, accesible para la población que tiene más movilidad. Esperamos que esta mezcla nos proporcione la sostenibilidad requerida y que favorezca el desarrollo del proyecto.
La proximidad a la carretera Panamericana era otro factor a tener en cuenta. Por cierto, la carretera Panamericana es la más larga del mundo, comenzando en Argentina y llegando hasta Alaska. Por lo tanto, es una ruta histórica, que proporciona accesibilidad a unos dos millones de personas que viven en un radio de 45 minutos de distancia.

¿Qué desafíos o problemas han surgido durante la construcción de este hospital? ¿Cómo se resolvieron?

Al igual que con cualquier otro proyecto, hay dificultades en diferentes etapas. En este caso en particular, estaba trabajando en un país extranjero. No sabía el idioma y tuve que recurrir a algunos traductores y cuando traduces sobre un tema técnico como el equipamiento o el tipo de instalación, el traductor también necesita comprender el tema. Así que ese fue uno de los desafíos que nos encontramos a la hora de construir el hospital.

Diría que hemos llegado hasta aquí, obviamente solo por la gracia y las bendiciones de Dios, y con la guía de Su Santidad el Quinto Jalifa (que Al-lah le ayude). Él ha sido, por supuesto, nuestro guía en cada paso.

Por otro lado, al comienzo, la comunidad local y el vecindario, se mostraron aprensivos. Pues se trataba de un hospital musulmán. Y en América Latina y probablemente en la mayoría de los otros países, las personas no están acostumbradas a que los musulmanes construyan hospitales y escuelas para ellos. Pero luego los conocimos y tuvimos numerosas reuniones, nos invitaron, los invitamos y ahora, ¡somos los mejores vecinos! El Ministerio de Salud de Guatemala nos visitó para conocer el proyecto y de hecho pidieron nuestra ayuda y nos preguntaron cómo habíamos logrado crear un centro de clase mundial con la mitad del presupuesto de sus propios hospitales. Fue algo realmente alentador, que nos vieran como un hospital ejemplar para el país. El viceministro de Salud también nos visitó y comentó por su cuenta que “este podría ser un hospital modelo para nuestro país”. Diría que hemos llegado hasta aquí, obviamente solo por la gracia y las bendiciones de Dios, y con la guía de Su Santidad el Quinto Jalifa (que Al-lah le ayude). Él ha sido, por supuesto, nuestro guía en cada paso.

Después de su apertura, ¿quién tendrá acceso a el y cómo se cubrirán sus costos?

La puerta estará abierta para todos. Pero es un hospital pequeño, contiene solo unas 27 a 29 camas, con un servicio de ambulatorio y especialidades básicas de un hospital general. Por lo tanto, hay ciertas limitaciones. Sería un gran logro poder servir a cientos de miles de personas del vecindario. Sin embargo, lo importante es que las puertas están abiertas para cualquiera que desee venir. No es para una localidad en particular; no es para una comunidad en particular. Además, me gustaría señalar que puedo decir con seguridad que no hay ningún hospital en el mundo en el que más de 80 médicos internacionales de primera clase ya se han inscrito como voluntarios para venir año tras año cubriendo sus propios gastos. Por lo tanto, no solo será un hospital para ayudar a los menos privilegiados, y dar atención médica a quienes nos rodean, sino que también servirá como un centro de capacitación de excelencia para los profesionales de la salud pertenecientes a Guatemala.

¿Por qué la Comunidad Musulmana Ahmadía y, en particular, Humanity First están trabajando tan arduamente en estos proyectos?

Obviamente, la necesidad de asistencia sanitaria y la educación forman la base del desarrollo de cualquier país o comunidad. La asistencia sanitaria es un aspecto fundamental. En primer lugar, si la sanidad de un país no es adecuada, afecta a todo lo demás. Además, nuestra Comunidad y Humanity First tienen como propósito aliviar el sufrimiento de la humanidad y ayudarles y, como dice nuestro lema, servir a la humanidad.

Nuestra Comunidad y Humanity First tienen como propósito aliviar el sufrimiento de la humanidad

Este es el primer paso para ayudar a los pacientes o a esas personas que no pueden costearse la atención médica. En cuanto al hospital y por qué lo estamos haciendo, en mi opinión, diría que invertir en infraestructura es la mejor ayuda que se puede ofrecer a una comunidad o país. Las campañas médicas, aunque son beneficiosas, solo curan los síntomas. Si se establecen infraestructuras permanentes en este país, esto es lo que realmente va a ayudar a esta nación y a su población. Ese es el camino que cualquier organización caritativa que realmente quiera ayudar a la comunidad debe seguir.

1 comentario
  1. Salam Aleikum

    Alhandulila (gracias a Dios) contamos ya en Guatemala con un hospital de alto nivel. Es tanto una oportunidad como también un ejemplo de como se trabajo, transparencia y voluntad.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.